2 de abril

Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo 
La detección temprana es fundamental para poder brindar una orientación a la familia

El 2 de abril, el mundo conmemora el "Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo" y adhiere a la propuesta mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que pone de relieve la necesidad de mejorar la calidad de vida de los niños y adultos con trastorno del espectro autista para que puedan tener una vida plena y digna.

El objetivo de este día es informar y concientizar sobre la realidad, necesidades y derechos de los niños y adultos con Trastornos del Espectro Autista (TEA). Se trata de una manifestación contra la discriminación, que celebra la diversidad de la comunidad mundial y refuerza el compromiso con la plena inclusión y participación de las personas con trastorno del espectro autista. Ayudar a estas personas a alcanzar su pleno potencial es un componente esencial de los esfuerzos que realiza la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cumplir la promesa central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: no dejar a nadie atrás.

El autismo (Trastornos del Espectro Autista - TEA) es una condición en la que se encuentra alterado, en distintos niveles, el desarrollo de la comunicación y el lenguaje, la interacción social, y la flexibilidad de la conducta. No se trata de una enfermedad, como tampoco está necesariamente asociado a una discapacidad intelectual. El crecimiento de esta condición a nivel mundial es significativo y alcanza a 1 de cada 68 niños en los Estados Unidos. Si bien la Argentina no posee estadísticas, se calcula que se cumplen las mismas tasas de incidencia.

 

La detección temprana es fundamental para poder brindar una orientación a la familia del paciente. Algunos signos precoces que se pueden observar:

- El niño no expresa alegría a partir de los 6 meses.

- No comparte sonidos, sonrisas y otras expresiones faciales de manera reiterada a partir de los 9 meses.

- Aún no balbucea a los 12 meses.

- No hace gestos como señalar, mostrar, alcanzar o saludar con la mano a los 12 meses.

- No dice ninguna palabra a los 16 meses.

- No formula frases de dos palabras con intención comunicativa (sin imitar o repetir) a los 24 meses.

- Cualquier pérdida del habla, balbuceo o habilidades sociales a cualquier edad.